viernes, 21 de febrero de 2014

Blogea tu idea


Ya nada será como lo hemos conocido. La crisis sistémica, como manifestación del fin de un modelo que ha dejado de funcionar, y la emergencia de la sociedad red como nueva forma organizativa de la sociedad y la economía, nos están llevando a toda velocidad hacia un nuevo modelo que no será uno si no muchos conviviendo en paralelo, diverso como la propia sociedad red. Descubrir y entender las claves de los nuevos códigos que harán funcionar el nuevo sistema se convierte en una necesidad vital y marcará la diferencia entre tener éxito a nivel personal y profesional o quedar excluido y obsoleto. No hay proyectos sin visión, si quieres emprender necesitas tener una, para ello busca, investiga e interactúa en la red. Un negocio se puede montar creando un blog y utilizando la red. Construye tu blog, cuenta lo que quieres hacer, que puedes aportar o cual es tu sueño. Las redes crean comunidades y las comunidades redes. 

La sociedad industrial termina. Comienza la sociedad del conocimiento. Los problemas se pueden convertir en oportunidades. Necesitamos evolucionar, pasar del pesimismo y resignación a tener proyectos e ilusiones. La creatividad y la imaginación se consolidan como las aptitudes más rentables en este nuevo entorno. El método de trabajo más eficaz se basa en la cooperación y el desarrollo colectivo. Aprovecha la blogosfera, el primer medio de comunicación distribuido de la historia. 

Nosotros iniciamos nuestra conversación publicando un blog, Pan y Trillar, que nos ha permitido construir un relato para estructurar un proyecto de investigación e innovación sobre nuestra forma de vivir, buscando soluciones a los problemas a los que se enfrenta nuestra sociedad (paro, destrucción medioambiental, insatisfacción ...). Para ello llegamos a la conclusión que en la vivienda está uno de los campos donde se puede innovar con mayor impacto, ya que es el principal emisor de contaminación y supone la mayor inversión en la vida de una familia. Una vivienda y su hábitat puede convertirse en un modelo de negocio para una familia si se aprovechan los elementos naturales y algo de tecnología. Generar conocimiento sobre el tema y compartirlo en código libre es nuestro objetivo.




Tuits de la presentación en Centro para la Innovación del BBVA en Madrid














viernes, 14 de febrero de 2014

Los problemas medioambientales van más allá de la escasez de recursos y el cambio climático



Con el desarrollo de la crisis y la mutación que está experimentando la sociedad, observamos con optimismo que uno de los grandes problemas medioambientales se ha convertido en topic en las conversaciones. Me refiero a la escasez de recursos y el fuerte desacoplamiento entre extracción potencial y una de las bases conceptuales del modelo de crecimiento que los considera infinitos. La difusión por parte del sistema de la idea del optimismo tecnológico que será capaz de solucionar está ecuación, también nos parece positivo para subir el nivel del debate. 

Está muy bien, pero hay que ir más allá, porque el deterioro de la madre tierra tiene otras facetas, no menos importantes y que no se encuentran en la agenda pública de la mayoría de las conversaciones que apuntan a algo interesante en la red. 

Ahora parece que entra en la escena del debate público en el mass media el cambio climático, por la preocupación que está generando la sucesión de borrascas de grandes dimensiones con efectos devastadores sobre varias regiones del mundo.

Con el único ánimo de no perder la perspectiva y tratar de incluir otras variables vitales en la agenda, me gustaría repasar la siguiente lista:
  • nuestra actividad basada en los combustibles fósiles crea contaminación y contribuye a aumentar las emisiones de CO2 que contribuyen a acelerar el calentamiento global. La vida urbana y el comercio internacional son factores impulsores de forma destacada
  • la energía nuclear no es un sustituto de nada, ya que es una energía peligrosa y que genera residuos muy tóxicos de larga duración
  • la mayoría de los productos que consumimos no cumplen un ciclo de producto mínimamente ecológico, no utilizan materias primas recicladas, ni se pueden reciclar y muchos incorporan productos químicos tóxicos
  • seguimos deforestando a toda velocidad el planeta. Los árboles y el océano son los únicos neutralizadores naturales del CO2.
  • continuamos sobre-explotando el mar y vertiendo cantidades ingentes de contaminantes en el elemento que regula la vida en la tierra, a través de la auto-regulación de la atmósfera 
  • no hemos sido capaces de frenar el ritmo de destrucción de la biodiversidad. El 30 %, al menos, de las especies del planeta están en peligro de extinción
  • el agua dulce cada vez es más escasa. Buena parte de las reservas de agua dulce del planeta corren riesgo de contaminación severa.
  • el modelo agroindustrial imperante genera contaminación del suelo, vía pesticidas y fertilizantes, y pérdida de biodiversidad por el monocultivo y las semillas transgénicas. 
  • las especies invasoras y la destrucción de las faunas y floras locales, se ha convertido en un problema medioambiental de gran magnitud.
Mientras no veamos el problema medioambiental como un TODO, no podremos entender la dimensión del problema que tenemos que resolver. Lo demás, es seguir la estrategia del avestruz. 





lunes, 10 de febrero de 2014

¿A que nos estamos enfrentando?




Vellosillo, 9 de febrero de 2014. Crónica de la ciclogénesis explosiva.

Durante este fin de semana ha pasado la ciclogénesis explosiva por Vellosillo. La tormenta ha sido denominada como "Ruth", será seguida hoy por otra, "Stephanie". Seguimos con atención y respeto la previsión meteorológica y los efectos de esta procesión de borrascas que han provocado vientos de 300 kilómetros por hora en Inglaterra, y que hasta el momento nos están tocando solo de pasada, ya que el centro de las depresiones se sitúan entre los paralelos 45º y 50º.

La lluvia de los últimos días ha hecho que la tierra no pueda absorver el agua y todo está completamente encharcado. Lleva todo el día nevando intermitentemente con un viento del suroeste fuerte. Por la tarde, durante un rato, el viento arrecia a tal nivel que levantaba el agua de los charcos del suelo formando una especie de espuma blanca como la que se forma en alta mar en los temporales. Desde la ventana de nuestra casa vemos el campo blanco. El sonido del viento es atronador.

A la puerta de nuestra casa aparecen varios gorriones muertos. Quizás se desorientaron por el fuerte viento. Varias partes de la valla han perdido el cañizo, al romper el viento los alambres que los ataban y todo lo que pudo volar, salió volando. La lente de agua de la cubierta de la vivienda ha perdido más de la mitad del agua esparcida sin piedad por el vendaval. Los animales tienen miedo y no se atreven a salir del establo. El disipador de calor del aerogenerador se puso al rojo vivo, girando a 1.500 r.p.m.. 

¿A que nos estamos enfrentando?

Hace tiempo que venimos comentando nuestra opinión sobre que la crisis se está acentuando, al contrario de lo que dice el discurso oficial. La conjunción de crisis, la económica-financiera, la escasez de recursos y la crisis medioambiental está tomando una deriva cada vez más peligrosa. 

No solo vamos a tener que lidiar con la potencial suspensión de pagos estatal y la necesidad imperiosa de crear un nuevo modelo económico, sino que nos va a tocar adaptarnos sobre la marcha a unas nuevas condiciones climáticas y a la pérdida masiva de biodiversidad. El problema es extrapolable a todo el planeta.

Según nuestra opinión, solo podremos afrontar los cambios desde lo pequeño, ya que el objetivo no puede ser otro que volver a ser orgánicos, para poder restablecer el equilibrio ante el agotamiento de los recursos y la generación de desechos. La autoproducción se convierte en la fórmula más tangible para poder asumir el cambio hacia un nuevo sistema productivo que pueda ser sostenible para las siguientes generaciones. Comunidades y redes se convierten en la organización más eficaz para el nuevo entorno. Entender nuestra relación con el habitat y sus conexiones, el primer paso para poder ir definiendo las bases de una nueva forma de vivir, que tendremos que ir construyendo en un entorno hóstil de descomposición e incertidumbre. Algunos nos llamaran catastrofistas, pero solo tratamos de ser realistas, para dimensionar el reto que tenemos por delante y conseguir adaptarnos.

En Bioinspiración vamos publicando enlaces que pueden inspirar los nuevos contextos.